Los mejores elementos para la eficacia energética

Los mejores elementos para la eficacia energética

Ya habrás comprobado que en la sociedad actual tenemos una gran dependencia de las energías no renovables. Ya sea gasóleo, gas natural, electricidad, etc. Las empresas buscan las mejores soluciones para contaminar menos. No es el caso de los políticos, como se ha podido comprobar en la última Cumbre del Clima. Por eso, los departamentos de I+D de las empresas se ocupan de realizar estudios del consumo energético del edificio, vivienda, local etc., con el objetivo de determinar cuál es el comportamiento energético del mismo y definir las actuaciones que se deben realizar para mejorarlo.

Así lo hacen en Grupo Navitec donde su objetivo es buscar la máxima eficacia energética. “Estas actuaciones se acompañan de un estudio pormenorizado donde se indica el coste de su aplicación y el ahorro energético y económico que ésta supone. En función de las necesidades y las posibilidades de cada cliente, se aplican las medidas correctoras que más se adaptan a cada cliente”, nos explican desde la empresa.

El Grupo Navitec pone a disposición de sus clientes la amplia experiencia de sus técnicos y profesionales en el campo de la rehabilitación de edificios, ofreciéndole soluciones para cualquier intervención que necesite realizar en edificios, viviendas y locales comerciales. Y todo ello a un buen precio con mentalidad sostenible. Vamos a analizar los mejores elementos para la eficacia energética.

El vidrio

La evolución de las materiales y de los métodos constructivos en general, ha permitido que el uso del vidrio se haya generalizado a cualquier tipo de edificación. Ya sea en forma de ventana como cubriendo el cien por cien de la envolvente de los edificios. Los edificios administrativos son un buen ejemplo de ello. Construcciones en los que el espacio interior conecta con el exterior a través de grandes superficies acristaladas.

Un ejemplo claro lo tenemos en La casa del desierto es un proyecto arquitectónico lanzado por Guardian® Glass en España. Se trata de un prototipo de vivienda cuya envolvente está constituida en su mayor parte por vidrio. Pero un vidrio adecuado para un clima extremo como el del desierto de Gorafe en Granada. Un vidrio que permite alcanzar al confort térmico interior.

Combustibles

Los combustibles alternativos, conocidos como no convencionales o avanzados combustibles, son cualquier material o sustancias que pueden utilizarse como combustibles, distintos de los combustibles convencionales. Algunos combustibles alternativos bien conocidos incluyen biodiesel, bioalcohol (metanol, etanol, butanol), electricidad almacenada químicamente (baterías y celdas de combustible ), hidrógeno , metano no fósil, gas natural no fósil, aceite vegetal y otras fuentes de biomasa .

Energía

Se dice que la eficiencia energética y la energía renovable son los “pilares gemelos” de una política energética sostenible. Ambas estrategias deben desarrollarse simultáneamente para estabilizar y reducir las emisiones de dióxido de carbono. El uso eficiente de la energía es esencial para frenar el crecimiento de la demanda de energía, de modo que el aumento de los suministros de energía limpia puede hacer recortes profundos en el uso de combustibles fósiles.

Si el uso de energía crece demasiado rápido, el desarrollo de energía renovable perseguirá un objetivo en retroceso. Del mismo modo, a menos que los suministros de energía limpia se conecten rápidamente, la desaceleración del crecimiento de la demanda solo comenzará a reducir las emisiones totales de carbono; También se necesita una reducción en el contenido de carbono de las fuentes de energía. Una economía energética sostenible requiere, por lo tanto, grandes compromisos con la eficiencia y las energías renovables.

Hay varias formas de reducir el consumo de energía en el transporte aéreo, desde las modificaciones a los aviones en sí, hasta cómo se gestiona el tráfico aéreo. Al igual que en los automóviles, los turbocompresores son una forma efectiva de reducir el consumo de energía; sin embargo, en lugar de permitir el uso de un motor de menor cilindrada, los turbocompresores en turbinas de chorro operan comprimiendo el aire más delgado a mayores altitudes. Esto permite que el motor funcione como si estuviera a presiones del nivel del mar mientras se aprovecha la reducción de la resistencia del avión en altitudes más altas.

Ahora ya conocemos un poco más sobre la importancia de los elementos en la eficacia energética. Ya has visto que es posible otro tipo de energía sin tener que contaminar. Eso sí, la conciencia tiene que partir de cada uno, y ampliarse a las empresas. Aunque sobre todo, como hemos visto, son los políticos los que tienen que coger el cazo por el mango. ¿No lo crees?