Los españoles, concienciados con el reciclaje del vidrio

Los españoles, concienciados con el reciclaje del vidrio

Hace poco, gracias a la ayuda con las traducciones de Traductor Jurado que hacen este tipo de traducción jurada estuve leyendo acerca del reciclaje del vidrio, que no cristal, en otros países de nuestro entorno. Siempre se suele decir que España está a la cola de Europa en un montón de temas, sobre todo en economía, o incluso civismo, poniendo por delante a los Estados nórdicos y como ejemplo que debemos seguir desde aquí. Pero esto no es así por decreto, aquí también hacemos las cosas bien, y una de ellas, en las que cada vez estamos más concienciados, es en el reciclaje. En este caso concreto hablaremos de cómo lo estamos haciendo con respecto al vidrio, pero cada vez somos más los españoles que llevamos el cartón y el papel al contenedor azul, o separamos en un tarro el aceite de cocina que ya no se puede usar, que echamos plásticos y latas al contenedor que corresponde, y vamos al punto limpio cuando queremos deshacernos de algo de más envergadura.

Los españoles, durante el pasado año, ya de 2016 todavía no hay datos, reciclaron un total de 724.657 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, lo que supone una media de 15,5 kilos por habitante y 59 envases por persona. A su vez, son datos que hablan de una mayor concienciación a este respecto, ya que se trata de un incremento de la recogida selectiva del 4,4 por ciento, el mayor en los últimos siete años.

No sabemos si se debe a la educación o a las campañas hechas en televisión para que reciclemos más, pero el caso es que el reciclaje a través de contenedor sumado a los residuos reciclados a través de otras fuentes permite estimar una tasa por encima del 70 por ciento en 2015. Por ejemplo, para hacernos una idea, los últimos datos oficiales que hay (de 2013) del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medioambiente (MAGRAMA) situaban la tasa en un 67,4%, es decir, en la media de reciclado de los países europeos y por encima de las exigencias que marca la Unión Europea, que están en un 60 por ciento.

El reciclaje del vidrio tiene también efectos positivos sobre el impacto medioambiente, y con estos datos se puede decir que se ha conseguido reducir la emisión de 485.000 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, lo que equivale a plantar más de medio millón de árboles y preservarlos durante cien años. Asimismo, se ha evitado la extracción de más de 870.000 toneladas de materias primas, el equivalente a más de 27.000 tráileres de 32 toneladas, y se han ahorrado 1.956.000 MWh de energía, equivalentes al consumo eléctrico de los hogares de una ciudad como Barcelona durante nueve meses.

Despiece de datos de reciclaje por comunidades autónomas

Por comunidades autónomas, Baleares es la comunidad que más recicla con 33 kg/hab, seguida de País Vasco (26,2 kg/hab.), Navarra (24,8 kg/hab.) y La Rioja (23,8 kg/hab.). Estas regiones continúan afianzado su liderazgo en materia de reciclado de vidrio y demuestran el elevado nivel de sensibilización y compromiso de sus ciudadanos. Por otra parte, la consolidación de crecimientos de doble dígito en Andalucía (+13,1%) y Extremadura (+12,2%) constata el cambio de tendencia en aquellas comunidades con más margen de mejora y la eficacia de las actuaciones para promover el hábito del reciclado.

El hecho de que cada año se estén consiguiendo mejores datos puede deberse, como decíamos más arriba, a la concienciación, pero también al apoyo por parte de las instituciones para instalar más contenedores, de forma que no suponga una molestia el tener que desplazarse cargado de bolsas hasta los contenedores. Si a la vez que bajamos la basura de los residuos orgánicos a la calle podemos tirar al lado o muy cerca los envases de vidrio, la pereza será sustituida por un ánimo de cuidar el medio ambiente y dejar un mundo mejor para los que vienen por detrás de nosotros, quienes seguro lo agradecerán.