DTP presenta su propuesta para evitar fisuras en las piscinas

DTP presenta su propuesta para evitar fisuras en las piscinas

Los cascos de las piscinas suelen causar grandes problemas de mantenimiento una vez que presentan grietas o fisuras pero la empresa española DTP dice tener la solución.

Durante muchos años, la rotura de las paredes de las piscinas era el principal problema que estas construcciones exteriorizaban como consecuencia del uso de materiales débiles en el momento de su instalación. Por ello, la compañía especializada en venta de piscinas DTP ha desarrollado un efectivo revestimiento hecho con PRFV, es decir, Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio. De este modo, las clásicas fisuras de los cascos de las piscinas se ven totalmente mermadas al contar en su haber con el potente poder adhesivo del PRFV.

Debido a la especialidad del material y a la confianza que la empresa deposita en sus proyectos, ofrece a sus clientes cinco años de garantía. Pero, además,  y con el fin de facilitar el acceso al disfrute de las piscinas de poliéster, ayuda a financiarlas durante incluso cinco años. Al mismo tiempo, DTP asegura a sus usuarios la mayor profesionalidad en el trato al cliente y  en la instalación de la piscina, la cual tardará un máximo de cuatro días.

DTP ha alcanzado el liderazgo en la venta de piscinas prefabricadas, pues ha desplegado una nutrida red comercial a lo largo de todo el territorio español, llegando incluso a otros países como Francia, Portugal o Marruecos. En todos estos puntos de venta se ofrece al cliente la mejor combinación de calidad e innovación. Con esta intención, los productos fabricados e instalados por DTP destacan por su solidez en la construcción, por su exclusividad en el diseño y por las altas medidas de seguridad que la compañía toma durante el proceso de producción.

Este empeño por ofrecer un producto de calidad ha llevado a DTP a llevar a cabo una construcción de piscinas respetuosa con el Medio Ambiente, haciéndose eco de la alarmante situación que sufre el planeta Tierra. A lo largo del proceso de fabricación, se ejecutan minuciosos controles de calidad, medioambientales y de seguridad para ofrecer el mejor producto en el momento de la instalación de las piscinas de fibra.

A la fiabilidad de esta empresa con sede en el Polígono Industrial Monte Boyal de la localidad toledana de Casarrubios del Monte, se unen su compromiso por dar cabida a numerosos y muy diversos diseños. Con 30 modelos disponibles y 11 colores distintos, el catálogo de DTP cuenta con piscinas tan variadas como sus formas geométricas. Formas como cuadrados, rectángulos, círculos o elipsis se conjugan creando espacios totalmente novedosos y sorprendentes que se adaptan a diferentes funcionalidades según las necesidades de cada cliente individualmente.

Continuando con esta política de ofrecer al cliente aquello que necesita, DTP también distribuye e instala diferentes modelos de saunas y spas, todos ellos dotados de la más alta tecnología, así como de sólidos y duraderos materiales. En la página web de la empresa se pueden consultar todos los modelos disponibles de piscinas, saunas y spas e, incluso, configurarlos en 3D para visualizar a la perfección cómo quedará en el área que se desee instalar el producto.

Deja un comentario