Decorar con cerámica

Decorar con cerámica

La cerámica es uno de los materiales que más reconocemos los españoles, tal vez sea porque somos grandes productores de este material, sobre todo en la zona de la comunidad valenciana. En general a todos nos gusta este producto ya que nos abre un gran abanico de posibilidades para decorar infinitud de zonas como las que más adelante os citaremos a modo de ejemplo, pero antes queremos daros el primer consejo de este post de hoy y es que si en vuestros planes está decorar algo con cerámica, debéis hacerlo con la de mejor calidad posible como la que os oferta Cerámica para Arquitectura y es que si entráis en su catálogo tendréis la mayor variedad de la mejor calidad y al mejor precio.

Pocos nos paramos a pensar en la cantidad de lugares emblemáticos que están decorados en mayor o menor medida con cerámica y es que sin ir más lejos, la pastelería más famosa de Portugal, la de Belem en Lisboa, está cubierta en gran medida por este tipo de material. Pero todavía nos acercamos más a nuestras casas ya que si os fijáis, las estaciones de metro más antiguas, todavía conservan en las paredes de sus andenes el plano de líneas de la época, así como paradas como la de Chamberí en Madrid, también recubren la práctica totalidad de la estación con este tipo de material.

En Galicia existe también una gran tradición cerámica, tanto en la provincia de Lugo con la fábrica de Sargadelos en la que podemos encontrar vajillas y figuras con decoraciones espectaculares como en la de Ourense, donde existe una gran tradición alfarera concretamente en la zona de Niñodaguia donde se hacen algunos de los mejores cántaros de nuestro país. Con estos elementos, vajillas o cántaros podemos decorar nuestras viviendas, pero a continuación os mostraremos algunos consejos para que lo hagáis con cerámica y el mejor gusto.

Actualmente la moda nos dicta que, en nuestros salones en lugar de instalar parqué, podemos hacer una mezcla de diseños de baldosas que darán como resultado una estancia muy moderna y que además de eso, conjuga a la perfección la tradición con lo que conseguiremos una composición que nunca pasará de moda por muchos años que nos dure ya que será única porque seremos nosotros quienes escojamos que modelo de dibujo ha de posicionarse en cada lugar, dándole al salón un toque personal y especial. A pesar de estas infinitas configuraciones lo que más solemos utilizar son los motivos árabes, las flores o crear elementos geométricos con la unión de varias baldosas. Lo ideal en estos casos es combinar los dibujos y sus colores con el mobiliario de la estancia e intentar no recargarla en exceso.

En lo tocante a las cocinas, lo ideal es darle un aire retro recurriendo a baldosas hidráulicas ya que así seremos fieles a un clásico de la decoración, pero con elementos modernos, lo cual creará una configuración especial que otorgará un toque identitario que hará que nuestra cocina sea digna de revista en el caso de que el resto de mobiliario acompañe. Asimismo, podemos añadir que en este departamento de nuestra vivienda emplear motivos vegetales y composiciones aleatorias son combinaciones que, hechas con gusto, quedarían muy bien.

 

Cuartos de baño del siglo XXI con aires de otra época

 

Darle un toque clásico a nuestro cuarto de baño es una elección acertada en nuestros tiempos en los que cada vez con mayor asiduidad, dedicamos más dinero a decorar esta estancia que hasta hace poco era una de las olvidadas. Al igual que en la cocina, en esta habitación buscaremos usar elementos vegetales o florales unidos a formas geométricas que, aunque son más propias de los papeles pintados de principios del siglo XX, ahora vuelven en forma de cerámica y con más fuerza. Este aire vintage lo podemos completar con baldosas de pequeño tamaño o directamente con mosaicos más propios de piscinas de obra ya que también podrían compartir la tonalidad y es que lo ideal para utilizar en este caso sería un azul claro o gris.