Consejos para elegir un toldo

Consejos para elegir un toldo

Voy  a explicar una serie de factores que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un toldo. Por lo general, lo primero que gente suele fijarse es en el diseño y los colores, es decir, la estética, un craso error, ya que hay que tener otros aspectos muy en cuenta. Uno de ellos es saber en qué superficie va a ir colocando, porque hay una serie de factores que pueden ayudar al buen mantenimiento del toldo, y tener una mayor protección del sol. Por eso, ponte en manos de buenas empresas como Toldos Clot si vas a comprar toldos en Barcelona.

El tamaño del toldo es importante por la estética. Muchas veces algunas dañan la vista, pero también debe tener en cuenta la cantidad de luz solar que entra en su hogar. Por ello, a la hora de elegir tienes que saber hasta dónde llegan los rayos de sol que entran a través de tu terraza, para conseguir evitarlos siempre que sea necesario. Si lo que quieres es combinarlo con tus muebles, lo mejor es que tomes nota de ello.

Ahora es el momento de pensar en el material. El toldo va a estar siempre en la calle por lo tanto hay que saber qué condiciones meteorológicas va a tener. Hay que saber si lo que predominan son las lluvias, humedades o excesiva radiación solar. Los materiales más usuales para este elemento del hogar son el plástico y la lona. Particularmente es el que yo suelo recomendar, pues es más fácil de limpiar y es el que sufre menos deterioro. Eso sí, como todas las cosas tiene su lado B, es más caro, pero ya sabes que en algunas ocasiones lo barato acabo saliendo caro.

shutterstock_447175450reducida

Orientación y medidas

Ojo también con la orientación. Hay que saber la dirección por la cual entra la luz del sol para conseguir una buena orientación. Si no es así, podemos tener el toldo perfecto pero sin causar efecto.

Uno de los problemas que siempre se encuentran los usuarios es saber qué medida es la que necesitas para tu toldo. Para ello tienes que medir tanto el ancho como la profundidad del toldo la profundidad del toldo totalmente extendido, una vez desplegado, lo que determinará la cantidad de sombra que proyecta. Las medidas de los toldos van en ese orden: la primera cifra se refiere al ancho y el segundo, la profundidad.

Si no sabes qué toldo poner, puedes apostar por las cortinas de cristal, en zonas como terrazas, porches, áticos, piscinas y balcones entre otros espacios, ahora es lo que más se lleva.

Por último, el color ya se deja a gusto del consumidor. Pero teniendo en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, en algunos bloques de pisos y comunidades de pisos, por la estética conjunta, deben ser todos del mismo color. No es la primera vez que la vecina tocanarices de turno denuncia. Además, si es de color oscuro puede ser que chupe más calor, que si es blanco, que lo repele. Por el contrario, la suciedad será más evidente. Aunque como os digo, eso ya es a gusto de consumidor.