4 diciembre, 2017
Cuando pensamos en signos que distingan a una empresa pensamos en marcas, logotipos y otro tipo de serigrafía o eslóganes que nos recuerdan de forma inevitable a una marca en concreto. Hay determinadas letras con formas que al verlas nos suenan, y también pasa con eslóganes que nos remiten en nuestro cerebro a un anuncio. Proteger esas ideas, marcas y diseños es posible, solo hay que saber qué se puede registrar y qué no. Los procedimientos son relativamente sencillos, pero dada su complejidad técnica, merece la pena contratar a especialistas como Peñalver Abogados y Mediadores, un despacho multidisciplinar, sofisticado, joven, moderno, plurilingüe, donde se habla español, inglés, holandés y valenciano, con más de 20 años de experiencia.
Sigue leyendo